Nuestra mascota como recurso pedagógico

Desde Ecoarrels queremos ofrecer una educación alimentaría y un Trabajo de valores y hábitos durante el tiempo de mediodía. Por eso, este curso introducimos la figura del “Señor Brócoli”: un peluche para el alumnado de Educación Infantil.   Creemos que los juguetes pueden ser estímulos para que los niños/as exploren su entorno de forma individual, pero también creemos que la forma de usarlos potencia y favorece determinadas actitudes y la transmisión de modelos y valores sociales. El juego y los juguetes son importantes para el aprendizaje y para conseguir un desarrollo integral en la infancia.   El uso de mascotas (peluches, juguetes, etc.) es una herramienta pedagógica que nos permite favorecer aspectos emocionales, de motivación y aprendizaje a través de la cual el alumnado puede expresarse, jugar y adquirir seguridad.   Por otro lado, el hecho de poder llevárselo a casa nos ayuda a trabajar el sentido de pertinencia, de sentirse especial por tener la mascota el fin de semana, desarrollar su sentido de la responsabilidad, organizarse para dedicarle tiempo, fomentar la confianza en sí mismo, el respeto, etc.   El “señor Brócoli” nos ha permitido trabajar la afectividad, los aspectos sociales (con juegos colectivos, simbólicos, normativas…), mejorar la comunicación con el equipo de monitores, etc. y nos ayuda a crear espacios de mediodía que inviten a participar y disfrutar de las comidas y de los compañeros/as.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les cookies. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca